,
Beneficios del aprendizaje de las nuevas tecnologías

Los beneficios del aprendizaje de nuevas tecnologías

La tecnología en la educación ha llegado para quedarse. Y ha generado algunos cambios importantes. Los centros educativos hemos adaptado nuestras aulas para incluir pizarras digitales o proyectores de última generación. Los alumnos han hecho hueco en sus pupitres a tablets y portátiles. Pero, lo más importante, las nuevas tecnologías han encontrado su sitio en el aprendizaje. Son cada vez más los programas educativos que incluyen materias como la robótica, la realidad virtual o el diseño y la impresión 3D. Un ejemplo de ello es STEAM, un prestigioso programa que en los últimos años ha irrumpido con fuerza. Integra disciplinas como la ciencia, la tecnología, las matemáticas, la ingeniería y el arte desde un enfoque transversal para fomentar un aprendizaje contextualizado. Somos conscientes del gran potencial de las tecnologías en la educación. Por ello, fomentamos su uso desde una vertiente innovadora y positiva.
Beneficios de las nuevas tecnologías en la educación


Facilitan la comprensión

Utilizar herramientas tecnológicas en el aula motiva a los alumnos y mantiene su atención activa. De esta manera, se pueden asimilar contenidos más fácilmente. Por ejemplo, resulta más divertido aprender los principios elementales del movimiento en un proyecto de robótica que leer la teoría en un libro.


Fomentan el autoaprendizaje

Plantear una tarea y dejar que los alumnos, guiados por el docente, sean capaces de abordar su resolución. Una metodología que les da la opción de analizar, discutir, planificar y resolver. Una actividad puede ser crear un espacio en realidad virtual. Los alumnos, organizados en grupos, serán capaces de lograr los objetivos personales y grupales.


Trabajar en equipo

Este enfoque plantea tanto el trabajo individual como la cooperación en determinadas tareas. Una preparación clave para el ámbito profesional, donde los proyectos se realizan en equipos de trabajo. Los alumnos deben aprender a relacionarse con sus compañeros en clave colaborativa. Ello supone debatir, exponer ideas, abordar sus pros y sus contras, dirigirse hacia un objetivo común y lograrlo.


Desarrollar el autoaprendizaje

Proyectos como la impresión en 3D fomentan la creación activa. Los alumnos deben administrar y gestionar la información y los contenidos para llegar a una resolución de la tarea. Un enfoque educativo que propicia construir su propio conocimiento a su ritmo. En definitiva, las nuevas tecnologías suponen una gran serie de posibilidades a nivel educativo. Fomentan habilidades clave en el aprendizaje de los alumnos. Les motivan a trabajar la creatividad de manera activa, a colaborar en grupo para plantearse objetivos y conseguirlos, a resolver tareas de manera individual reforzando el autoaprendizaje y la gestión del conocimiento. Sin duda, las tecnologías jugarán un papel activo cada vez más importante en nuestro sistema educativo. Estamos convencidos de que las nuevas tecnologías y su aprendizaje prepararán a los alumnos a convertirse en futuros ciudadanos de una sociedad más abierta, creativa y participativa.

Sin comentarios

Añadir un comentario

,