Taller robótica Pulediamante

¿En qué consiste un taller de robótica?

Un taller de robotica es una de las mejores herramientas para preparar a tus hijos de cara a los retos del futuro. Más allá del hecho indiscutible de que, cada día más, la robótica forma parte de nuestras vidas, la metodología y los conocimientos adquiridos en este tipo de formación preparan a los niños de hoy para ser los mejores profesionales de mañana.

Un nuevo paradigma educativo

La palabra robótica fue acuñada por Isaac Asimov a principios del S.XX para referirse a la disciplina que estudia y desarrolla máquinas y autómatas para ayudar a los humanos en sus tareas. La formación de la misma para los más pequeños es algo reciente. Gracias a esto, los talleres de robótica se enseñan con nuevos sistemas pedagógicos más adaptados al mundo contemporáneo.

En Pulediamante usamos la metodología STEAM, un sistema de formación que involucra a los niños para despertar su interés en la materia de aprendizaje en vez de hacerles sentir que esta es una obligación.

Esta metodología reúne la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas con el arte, de forma lúdica e involucrando el interés del alumno, promoviendo un interés legítimo en las materias aprendidas.

Robótica y futuro

No es un misterio para nadie que la robótica está ganando terreno en nuestro día a día a pasos agigantados. En los últimos años hemos asistido al despunte en el uso de los robots, como los drones, las aspiradoras autónomas, los sistemas automatizados de logística, los robots de exploración espacial, los inminentes coches sin conductor, robots de cocina y un largo etcétera.

El futuro más próximo va a estar plagado, literalmente, de robots a nuestro alrededor que nos faciliten la vida. Y estos robots no aparecen de la nada. Tienen que construirse.

Conocimiento y poder

En un taller de robótica enseñamos a los niños a conocer los entresijos de cómo funcionan los robots. Pero además también aprenden a fijarse en las bases que los sustentan, adquiriendo una forma de pensar y de trabajar que será la que prime en el futuro. Un futuro más cercano de lo que creemos. Un futuro que ya está empezando a ser el presente.

Un taller de robótica no solamente aporta a tus hijos las bases sobre el funcionamiento de los robots; también les enseña a plantear sus objetivos en la forma creativa que esta ciencia les va a proporcionar.

Una garantía de futuro

Para aprender a desenvolverse en esta nueva forma de desarrollar la tecnología del futuro, un taller de robótica garantiza mayores facilidades laborales y de desarrollo personal de los niños de hoy. Ellos son los que construirán la realidad que nos rodeará en los próximos años. En nuestra página web encontrarás más detalles a tu disposición para estar totalmente informado.

Sin comentarios

Añadir un comentario